LOS TREPAS

En tiempos de mediocridad como los que nos toca vivir, crecen personajes que de ser más sólido el tejido social, se los llevaría la más modesta ventolera. Pero el caldo de cultivo general que con tanta facilidad da cancha al charlatán vendedor de nadas y que silencia el esfuerzo, el estudio, la preparación y hasta el talante educado del que escucha para opinar y no cercena la palabra del contrincante sin antes saber de qué argumenta, propicia el crecimiento de engendros cuya meta no supera los límites del propio ombligo

Como en mis andanzas anteriores por la galería de personajes que fui trayendo hace unos meses a estas páginas, vuelvo al psicólogo Iñaki Piñuel, en busca de definiciones y descripciones de algunos personajes y me encuentro con tres modelos, los que él denomina la triada perversa. Cansado del pulular insoportable –que hiere la sensibilidad del más pintado- de estos especimenes, me detengo en uno de ellos: el trepa. El párrafo de Piñuel no tiene desperdicio: “El trepa, o autopromotor aberrante, no duda en intentar ascender, caiga quien caiga, Para conseguirlo no le importa pisar la cabeza de quien sea ni tampoco reparar en la licitado ética de los medios empleados en su ascenso fulgurante autopromovido. Lo mismo que sus hermanos mayores, los psicópatas matriculados, de carné o psicópatas clínicos, estos individuos navegan muy bien en las aguas revueltas organizativas, siendo mejores sus oportunidades en aquellas organizaciones poco estructuradas o que atraviesan cambios radicales o grandes turbulencias, tensiones o conflictos.

Aviso a navegantes: pueden aparecer en cualquier esquina. Yo los he visto en muchas y he constatado el daño que este mobbing perverso provoca en compañeros y colegas, que no se percatan a tiempo de que “el trepa organizacional manifiesta la “doble cara” que se le imputa a toda la gran familia psicopática”. Descubrir esta doble cara es el gesto más ecológico que podemos tener para con el resto de nuestros congéneres. Y la medida preventiva, la vacuna que atenúe los síntomas, la tiene la organización, la estructuración, el funcionamiento coordinado de la empresa, que evite el río revuelto en el que tan bien saben pescar estos pescadores.

Anuncios

0 Responses to “LOS TREPAS”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




noviembre 2009
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Album de Juan Félix Bellido

  • 83,524 Visitas

Artículos Publicados


A %d blogueros les gusta esto: