LOS SABIOS DE CÓRDOBA

Enmarcada en las XVII Jornadas de Historia de Jerez, con la activa presencia del Centro de Estudios Históricos Jerezanos, anoche estuvimos viendo en la Sala Compañía la película documental Los sabios de Córdoba. Discutimos después en un animado debate a modo de cine-forum, sobre el contenido y sobre algunas matizaciones históricas que era conveniente aclarar. Su productor José Antonio Hergueta estaba presente, con él y con algunos especialistas, prolongamos hasta tarde nuestro diálogo. Entendido, buen conversador, malagueño de perfil universal, mereció la pena compartir aquellas horas. Está desarrollando un excelente trabajo y compartimos gustosos los esfuerzos que él nos trasladó con solidez y seriedad de análisis.  El Al-Andalus que transmite es un poco idealista y utópico, con el que no coincido completamente, y que la historiografía seria y más reciente ha tratado de equilibrar, pero lo que no cabe dudas es que la película transmite una riqueza que es nuestra y nos pertenece, y que vale la pena transmitir al mundo.

El director, Jacob Bender (a la derecha), y el productor, José Antonio Hergueta

En lo que coincidíamos era en que los andaluces somos los peores vendedores de lo nuestro. Y nos conformamos con fotografiarnos con el anteayer folklórico, que también es nuestro, pero que no constituye el todo, ni lo único. Al desconocer grandes porciones de nuestra historia y de nuestro patrimonio, dejándonos llevar por mediocres manipuladores e ignorantes interesados, no vendemos mucho de lo nuestro como nuestro y al final terminan por ocupar esa silla que dejamos vacía los que no tienen derecho a ella. Con razón, a la larga, nos quejamos de que otros de fuera se usurpen la realidad  Al-Andalus como propia, cuando no se sostiene el argumento que esgrimen, por la sencilla razón de que es nuestro. Lo andalusí es nuestro, no de ellos, y forma parte del continuum histórico español. Como lo romano, lo visigodo o lo judío. Pero hay tanto tonto suelto diciendo tonterías y tanto ignorante argumentando con contratonterías, de igual calibre inconsistente, que el pelo nos luce de manera raquítica.

¡Qué peligroso es un mediocre que suma a su mediocridad la ignorancia! Es capaz de sostener la mayor tontería con tal de ser el corcho que, a toda costa, flota. Con tal de que luzca su propio ombligo, te desvalijan el cortijo sin mover un músculo de su rostro y se quedan tan frescos. Mantienen el equilibrio, como el prestidigitador, sin importarle el hurto que hace a los que entienden, a la memoria colectiva en general, a la validez de los argumentos y al patrimonio de todos. Si hubieran nacido en el lejano oriente encantarían serpientes, aunque éstas fueran de plástico.

Anuncios

0 Responses to “LOS SABIOS DE CÓRDOBA”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




junio 2011
L M X J V S D
« May   Jul »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Album de Juan Félix Bellido

  • 83,401 Visitas

Artículos Publicados


A %d blogueros les gusta esto: