TODOS LOS NIÑOS PUEDEN SER EINSTEIN

Comienza el curso y todos los padres ponemos la esperanza en que éste sea el bueno, que nuestros hijos lo aprovechen, que superen las crisis y que comprendan, de una vez por todas, lo que vale un peine. Pero, son como son, y cada uno tiene las capacidades que tiene y no podemos pretender que nuestro hijo sea otro Einstein. Estas mentes privilegiadas escasean. Y, además de que nuestros hijos son lo que son, la educación en nuestro país es un auténtico desastre, los planes son los que son y un castaño, por mucho que queramos, no puede dar nueces. Y nos ha tocado un tiempo de menguas evidentes. Pero no todo es cierto. Porque, Fernando Alberca, pretende devolvernos la esperanza con un libro de Toromítico, uno de los sellos editoriales de Almuzara, acaba de publicar. Y la verdad es que Fernando Alberca tiene autoridad suficiente para hablar de estos temas. Este cordobés es Licenciado en Filosofía y Letras y Máster en Dirección de Centros Educativos. Ha sido profesor y director en distintos centros docentes de Huelva, Cáceres, Zaragoza y Asturias. Profesor de Honor del Colegio Internacional San Jorge. Miembro del Comité de Arbitraje del Programa Argos 2004 para el Fomento de la Lectura, del Ministerio de Educación y Ciencia del Gobierno Español. Ha sido Consejero del Consejo Escolar del Principado de Asturias; miembro constituyente del Foro de Participación del Observatorio de la Convivencia entre Iguales del Principado de Asturias, y colaborador en distintos medios de comunicación de radio, prensa y televisión. En fin que por currículo no quede.

Y, como decía, escribe un libro que acude en nuestro auxilio para demostrar que el determinismo genético sobre la capacidad de inteligencia de nuestros hijos no sólo se puede corregir y desarrollar, sino que lo hace de forma práctica invitando en este manual a los padres y educadores a inculcar entre sus descendientes una serie de pautas de conductas y proponiendo una relación de ejercicios prácticos, que plasma en esta nueva publicación, que favorezcan e inculquen entre los infantes determinadas cualidades que ayuden a  incrementar sus coeficientes desde su más tierna infancia.

Claro que, como en todo, hay una condición: “Si su hijo ha de pensar adecuadamente, necesita que le enseñen a pensar. Si ha de resolver problemas, necesidad adquirir la habilidad de resolverlos. Si ha de utilizar su cerebro de modo creativo, necesita practicar la creatividad intelectual. Y para todo ello, precisa la suficiente motivación y confianza en sí mismo”, comenta este experto en educación. Y si quieren ustedes algunos ejemplos vuelvan a leer el título del libro y vean que Albert Einstein no aprendió a leer hasta los siete años, su maestra lo calificó como mortalmente lerdo. Le costó sangre, sudor y lágrimas acceder a la Escuela Politécnica. Después de conseguirlo y finalizar su carrera, su tesis doctoral no causó la más mínima impresión al tribunal que la juzgó, de hecho la consideraron bastante mediocre. A pesar de ello, Einstein acabó convirtiéndose en uno de los científicos más geniales del mundo, y no fue el único: Edison, Michael Jordan, Graham Bell, Stanley Kubrick, Federico García Lorca, forman parte de la lista de genios que fueron malos estudiantes.

Anuncios

0 Responses to “TODOS LOS NIÑOS PUEDEN SER EINSTEIN”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




septiembre 2011
L M X J V S D
« Ago   Nov »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Album de Juan Félix Bellido

  • 83,770 Visitas

Artículos Publicados


A %d blogueros les gusta esto: