Archivo para 30 junio 2012

LOS LIBREROS ANDALUCES ADVIERTEN A LOS COLEGIOS

Ayer la Federación Andaluza de Libreros difundieron una nota de prensa en la que advertían que iniciarían acciones legales contra el incumplimiento de la normativa de la Ley de Gratuidad y que, por su interés y por el interés de que esa pieza fundamental en el mundo del libro que son la librerías, puedan seguir sobreviviendo y ejerciendo sus funciones,  reproducimos a continuación:

La Federación Andaluza de Libreros (FAL), entidad perteneciente a la Confederación Española CEGAL, advierte a Colegios y AMPAS que están iniciando acciones legales frente a aquellos centros de enseñanza que fraudulentamente vendan o gestionen los libros de texto y material escolar directamente.

FAL está procediendo a la comunicación ante las delegaciones provinciales de la Consejería de Educación de los casos de incumplimiento de la normativa que la propia Junta de Andalucía establece. Así, en las Instrucciones de la Dirección General de Participación e Innovación Educativa sobre este Programa de Gratuidad se indica claramente que “no está permitida la gestión de los cheques-libros por parte de Ampas, asociaciones o los propios centros educativos que puedan obtener beneficios derivados de esta gestión destinados a un gasto no distinto al programa de gratuidad de libro”, instando a los servicios de inspección de cada provincia a “requerir la información necesaria de los centros educativos para evitar malas prácticas en este sentido”, evitando que “las ofertas comerciales o beneficios en la utilización de los Cheque-Libros repercuta directa y exclusivamente en el centro educativo”.

Los libreros andaluces también está informando a los centros de enseñanza que presuntamente incumplen la normativa, recordándoles que las citadas Instrucciones de la Consejería deja muy claro cómo deben de proceder los Directores de los Centros docentes y cuáles son las obligaciones y derechos de los beneficiarios para participar en el Programa de Gratuidad.

Asimismo, la Ley 10/2007 de 22 de junio de la Lectura, el Libro y las Bibliotecas, define claramente el concepto de “Librero” como “persona natural o jurídica que se dedica exclusiva o principalmente, a la venta de libros al cliente final desde establecimientos mercantiles”, y finalmente la Ley 15/2007 de 3 de julio de Defensa de la Competencia, regula qué se entiende por prácticas comerciales que restringen la competencia, creándose un órgano específico de control de concentraciones que resuelve si una operación mercantil tiene naturaleza concentrativa. En este sentido, FAL intervendrá también contra las prácticas de determinados colegios concertados que estén ofreciendo la venta de los libros de texto y material escolar directamente a los padres de los alumnos sin que conste que hagan las necesarias declaraciones fiscales y liquidación de IVA e impuestos correspondientes, incumplimiento las obligaciones tributarias, laborales o con la seguridad social. Esta actividad, en desleal competencia, causa serios problemas en las librerías que sí atienden debidamente sus obligaciones tributarias y pago de nuestros impuestos.

El perjuicio puede alcanzar también a los consumidores. La irregularidad en esta actividad genera su desprotección de no facilitárseles el correspondiente ticket o justificante de compra, o no disponer de hojas de reclamaciones y cartel que lo anuncie, entre otros requisitos a los que la legislación obliga, lo que dificultaría a los padres de alumnos posibles devoluciones o reclamaciones.

Por último, la Federación Andaluza de Libreros insiste en la importancia de proteger y potenciar la existencia de la red de librerías en Andalucía como espacios de cultura, diseminada por toda nuestra geografía. Precisamente las ilegalidades mencionadas ponen en peligro la existencia de esa red librera y de los puestos de trabajo que representan.

HAYA DONDE ES HALLA

Recibo una nota de prensa de la FAPE (Federación de Asociaciones de la Prensa de España) el pasado 25 de junio en la que puedo leer: “La vicepresidenta [del Gobierno]ha alentado a la Directiva de esta organización casi centenaria a continuar trabajando con ahínco para superar la encrucijada histórica en la que se haya el periodismo español, aquejado por una doble crisis, de carácter coyuntural y tecnológico”. La encrucijada debe ser terrible si en una nota hecha por el órgano de máxima representación de los periodistas se nos cuela una falta de ortografía tan burda. Ese “haya” es del verbo encontrar y no haber y, por tanto, se escribe con “ll”, así que se debía de haber escrito halla.

El resto de la nota es un canto de sirena a los tópicos –inexistentes hoy en la práctica- que han rodeado  a esta profesión, tan anestesiada ahora. Así que me la ahorro. Y para tópicos hasta el de escribir notas de prensa sin faltas, se nos ha ido al garete. En fin, que una mala tarde la tiene cualquiera.

 

EL ANALFABETO POLÍTICO

Un amigo me envía esta cita de Bertolt Brech que me impresiona: “El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el costo de la vida, el precio de los garbanzos, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de las decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. Nos sabe que de su ignorancia política nace la prostituto, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de empresas nacionales y multinacionales”.

EN LA REVISTA ITALIANA CITTÀ NUOVA

Mi artículo en la revista italiana Città Nuova puede encontrarse en este enlace

http://www.cittanuova.it/contenuto.php?TipoContenuto=web&idContenuto=419562

ALGO MÁS QUE UN RESCATE

Las cifras causan pavor se mire hacia el rincón de España que se mire, pero en Andalucía, si cabe, resulta aún más sangrante la situación. Junto con Canarias, Andalucía se encuentra a la cabeza en número de familias enteras en paro. En España, esta situación afecta a 1.118.300 familias, que suponen el 8,7 % de los hogares españoles, pero es que en Andalucía, desde donde escribo estas líneas, el drama afecta  al 13,23 % de las familias según la Encuesta de Población Activa (EPA). Un drama que se suma a ese ya fatal 33,17 % de paro, o dicho de otra manera  al 1.329.600 andaluces en paro. Una situación que a todas luces se presenta insostenible. Por eso desalienta y defrauda tanto, ver a parte de esos 480.000 políticos a los que mantenemos con nuestro esfuerzo, llevar el debate a la semántica, jugar al digo diego donde dije digo, fabricar botes de humo para distraer al personal y recrearse en el propio ombligo, para salvar sus muebles y su casa. Y si alguno metió la pata, se equivocó o metió la mano en la caja, que no se preocupe que entre unos y otros lo taparemos con un tupido velo. Nos hace falta un rescate, desde luego, pero no sólo financiero, sino ético y político. O renovamos el sistema profundamente, lo aseamos y lo hacemos más diáfano y hondamente democrático o no saldremos del bache.

HOPPER EN MADRID

Hasta el 16 de septiembre, el Museo Thyssen-Bornemisza y la Réunion des Musées Nationaux de Francia presentan en Madrid (más tarde se hará en París) la exposición Hopper, que reúne la más amplia y ambiciosa selección de la obra del artista estadounidense que se haya mostrado hasta ahora en Europa, con préstamos procedentes de grandes museos e instituciones como el MoMA y el Metropolitan Museum de Nueva York, el Museum of Fine Arts de Boston, la Addison Gallery of American Art de Andover o la Pennsylvania Academy of Fine Arts de Filadelfia, además de algunos coleccionistas privados, y con mención especial al Whitney Museum of American Art de Nueva York, que ha cedido 14 obras del legado de Josephine N. Hopper, esposa del pintor.

Edward Hopper (Nyack, 1882 – Nueva York, 1967) fue uno de los principales representantes del realismo norteamericano del siglo XX. Sus cuadros son un fiel retrato del país; revelan su cara más moderna, pero sin idealizarla, mostrando la realidad de manera simplificada. Aunque pintó también paisajes y escenas al aire libre, la mayoría de sus obras se desarrollan en lugares públicos y urbanos, como bares, hoteles, estaciones, trenes… entornos sin embargo prácticamente vacíos y con fuertes contrastes entre luces y sombras que acentúan la soledad y el dramatismo del hombre moderno. Y es que, a pesar de su popularidad y de su estilo aparentemente accesible, las obras de Hopper son uno de los fenómenos más complejos del arte del siglo XX. Además, aunque se trata de uno de los artistas norteamericanos más apreciados por el público europeo, su obra sólo se ha expuesto aquí en contadas ocasiones. Llenar ese vacío y profundizar en la trascendencia de su obra son los principales objetivos de este ambicioso proyecto.

La exposición en Madrid presenta una selección de 73 obras -pinturas, dibujos, grabados y acuarelas- y analiza la evolución de Hopper desde sus años de formación en la New York School of Art hasta su etapa de madurez, repasando así toda su trayectoria artística de forma cronológica pero destacando también los temas más recurrentes de su producción.

 

UN LIBRO SOBRE MENÉNDEZ PELAYO

Menéndez Pelayo, un hombre contra su tiempo es el título de la nueva biografía que acaba de publicar la editorial Almuzara con motivo del centenario de su muerte. Una obra de Manuel Serrano Vélez, en la que narra la vida de uno de los intelectuales más erudito y controvertido que ha dado la historia de España.

Según la biografía de Serrano Vélez, Marcelino Menéndez Pelayo fue, aparentemente, un indudable triunfador: estudiante aventajado, acaparador de premios, pensionado generosamente por el Ayuntamiento, la Diputación de Santander y el Ministerio de Fomento para ampliar estudios en el extranjero, escritor precoz y de éxito, catedrático de la Universidad Central a los 21 años, miembro de la Real Academia Española a los 24, de la de la Historia a los 26 y, posteriormente, académico de Bellas Artes y de Ciencias Morales y Políticas; figura disputada en los salones aristocráticos madrileños, diputado, senador, miembro del Consejo de Instrucción Pública, decano de la Facultad de Filosofía y Letras, director de la Biblioteca Nacional y de la Academia de la Historia.

Su nombre era, para una gran parte de la prensa y de la opinión pública, el sinónimo del sabio por excelencia y su consideración popular estaba incluso por encima de premios Nobel como Cajal y Echegaray. A pesar de su prestigio, la personalidad de este intelectual sigue siendo hoy un enigma, una figura oscurecida por su fama y enmascarada por un absurdo anecdotario que gira en torno a su fabulosa memoria y su insólita precocidad.

Menéndez Pelayo ha sido definido como el máximo genio de la historia de la cultura española, pero también como un simple erudito de escaso talento, un incansable acarreador de noticias procedentes de obras no siempre leídas con atención. Se le presenta como un integrista feroz e intolerante o bien como un personaje liberal, a pesar de su catolicismo ortodoxo y de su ideología  conservadora.

Su obra sólo está viva y es influyente gracias a su innegable carácter de auténtico arsenal de datos sobre aspectos poco conocidos de nuestra historia intelectual y religiosa. Incluso su personalidad es controvertida, pese a habernos legado uno de los más amplios y ambiciosos epistolarios de nuestra historia, pues en realidad sobre él se han escrito no biografías sino hagiografías o panfletos sectarios y sin fundamento que, o bien ocultan sus defectos más humanos o los exageran sin medida.

¿Es Menéndez Pelayo el perfecto y acabado ejemplo de humanista o un bibliómano maniático aquejado de una irreprimible grafomanía? ¿Su triunfo en plena juventud, fue el lógico reconocimiento a su prodigioso talento y su saber excepcional o el resultado de una carrera minuciosamente planificada por sus protectores, prohombres del partido conservador que deseaban crear una figura capaz de enfrentarse al predominio intelectual de los liberales? ¿Era un católico sincero de profunda religiosidad o un hipócrita sin práctica ni preocupaciones religiosas pero, eso sí, siempre dispuesto a defender el papel preeminente y los privilegios de la Iglesia católica?

¿Fue un hombre templado o un ser intemperante y violento, sumido en demasiadas ocasiones en ácidas polémicas y disputas personales que, en ocasiones, llegan incluso al enfrentamiento físico? ¿Fue un intelectual humilde o un orgulloso y presuntuoso escritor, un austero novio frustrado en sus amores, que sacrificó su vida sentimental a su labor intelectual, o un mujeriego impenitente perseguidor infatigable de maduras esposas de aristócratas y banqueros, una figura que se caracterizaba por su distraído desaseo y escasa atención a su atuendo o un guarro declarado que en su madurez repugna a las mujeres que lo tratan, un abstemio o un alcohólico que muere de cirrosis hepática?

Son cuestiones que su autor, Manuel Serrano Vélez, trata de responder a lo largo de las 496 páginas que componen esta biografía, Menéndez Pelayo, un hombre contra su tiempo, cuyo objetivo es proyectar luz sobre la vida de uno de los intelectuales más relevante de la cultura española del siglo XIX y XX.

Manuel Serrano Vélez (Cariñena, 1942) es licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad Complutense de Madrid, guionista, director de programas documentales y profesor en la Escuela de Cinematografía de la Comunidad de Madrid. Ha dirigido series documentales como Los Ríos, El Arca de Noé, Esta es mi tierra, Los Frutos de El Dorado y Los caminos de la Ciencia.

Ha desempeñado los puestos de director de Programas y Emisiones de los Canales por Satélite de TVE, director adjunto de Programas y Director de Programas Culturales de TVE y actualmente es responsable de Programas Documentales de la Productora New Atlantis. Es autor de varios libros, entre ellos, Locos por el Quijote (2005) y Vida de clérigos ejemplares (2010).


junio 2012
L M X J V S D
« May   Jul »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Album de Juan Félix Bellido

  • 83,391 Visitas

Artículos Publicados