Archivo para 25 abril 2010

EL PATIO ESTÁ REVUELTO

Llevo tiempo sin lograr afrontar algunos temas por escrito. El que me embarga es un sentimiento que ya conocía pero que hacía tiempo que no sentía con tanta fuerza. ¡Y es que el patio está tan revuelto, tan falazmente revuelto, tan manipulado, tan equívocamente planteado, tan lleno de intereses en todos los frentes que ya es imposible distinguir en qué pastizal están las churras y en qué otro están las merinas, que me vuelve una y otra vez a la mente algo que aprendí en mi época de estudiante en Italia! Que los políticos vayan por donde quieran y puedan que ya nosotros, los ciudadanos, sacaremos el país adelante a pesar de ellos. Y si quieren tomarse unas vacaciones pagadas en alguna isla del Caribe, que se vayan allí y nos dejen tranquilos unos meses, que ya sacaremos nosotros las castañas del fuego sin tener el impedimento de tenerles aquí queriendo controlar nuestras vidas, manejar nuestros dineros y cobrarme por hacerlo hasta un diezmo por el aire que respiro.

Leo el artículo de un viejo amigo y colega, el periodista Michele Zanzucchi en una revista italiana, que dirige. Lo leo con satisfacción y esperanza. Ante lo que él llama el “triste espectáculo” de la política, y el ansia que nos invade a muchos de encontrar propuestas nuevas, se pregunta por las novedades que se proponen hoy “¿cuáles son? –se pregunta- ¿La de la eliminación del adversario? ¿La de las promesas electorales más inverosímiles? El parado ya no cree en el anuncio de la creación de millares de puestos de trabajo. El que padece un cáncer no cree ya en que en tres años la enfermedad del siglo será desterrada. El que se esfuerza en llevar adelante a su familia con tres, cuatro hijos, ya no espera ver reflejada en su nómina el reconocimiento de su obra, altamente social”.

Cita al Prof. Sergio Rondinara, especialista en epistemología del Instituto Universitario Sophia, que “sostiene cuatro puntos como condiciones que indican lo verdaderamente nuevo: 1) debe contener la inspiración; 2) debe completar la tradición y no destruirla; 3) no existe si no se pone en práctica; 4) tiene que durar. En base a estas cuatro condiciones – indica Zanzucchi-, ¿qué se puede considerar como “nuevo” en lo que se nos viene diciendo en estos meses? Juzgad vosotros”.

Y sugiere “una pista de optimismo realista: la novedad no nace en las plazas sino en las comunidades, aunque sean pequeñísimas, que poseen una fuerte carga innovadora, que tienen la capacidad de saber distinguir entre lo viejo que se ha convertido en superfluo y lo que, sin embargo, ha de permanecer, y que saben ir más allá de sus propios confines angostos.  Porque miran más allá de lo que es obvio y banal. Banal es el podio, no el amor. Obvio es el instinto destructivo, y no el creativo. Estas comunidades están implantadas en el terreno “antiguo y siempre nuevo” como decía el poeta… Lo nuevo existe, basta verlo”.

Otra razón más para la esperanza. MI amigo Michele me ayuda a rescatarla.

Anuncios

LA JUSTICIA

Leo el libro de Paco Algora “Me llamo Jonás. Vengo del vientre de la ballena y humildemente pido la palabra.” Y al final me sorprende el poema con que cierra el libro. Un poema de León Felipe, uno de los más grandes poetas españoles del siglo pasado y que, desgraciadamente, está desapareciendo de las antologías de poetas españoles, no se edita y en los manuales su ausencia se hace demasiado sonora. Me impresiona la actualidad de sus versos en el tiempo y en el espacio que nos toca vivir. Y como Paco Algora en su libro, pido en este espacio la palabra, su palabra , y lo transcribo tal y como lo encuentro en el libro de este autor tan amigo.

“La justicia vale más que un imperio, / y aunque este imperio abarque toda la curva del sol. / Y cuando la justicia, /herida de muerte, nos llama a todos, / a todos los hombres, / es agonía desesperada, / nadie puede decir: / yo aún no estoy preparado. / La justicia se defiende con una lanza rota y una visera de papel. / Y hasta que los hombres, / todos los hombres, / no la aprendan, / el mundo no se salva”.

PALABRERÍA

Hoy ha entrado en desuso la palabra y campa por sus respetos la palabrería. Los gabinetes especializados se dedican a producirla, no para explicar, para definir para bautizar a las cosas por su nombre, sino para encubrir, para confundir. Y sobre todo para llenar el paisaje y ocultarlo a la vista. Tanta palabrería satura la vida de artificios, y agotan el espectro como una niebla espesa que no te deja ver más allá de tus narices. Y, de esta forma, nos hacen caminar como ciegos en medio de la noche, para que seamos incapaces de ver la luz. Para que se imposible descubrir la rotundidad del horizonte e impedir que podamos caminar hacia él. Palabrería que hace imprescindible entronizar de nuevo la Palabra. La palabrería carece de alma, mientras que la palabra eficaz la tiene. Es fecunda y regenera. Por eso la palabra produce pavor as los mentirosos.

EL ACTOR FRANCISCO ALGORA ENCANTÓ AL PÚBLICO

Dentro del programa de actividades para la Feria del Libro, organizado por el Grupo Romero Caballero, Librería Hojas de Bohemia y EH Ediciones, ayer, miércoles 21 de abril, se celebró un recital poético a cargo del actor Francisco Algora.

El buen hacer profesional y la experiencia de años de dedicación al teatro, al cine y a la televisión de Francisco Algora pusieron voz a los poetas españoles León Felipe, Federico García Lorca, Gabriel Celaya y Miguel Hernández. Rescatando la memoria y la voz de estos poetas, Francisco Algora puso comentario y alma a estos poemas que fascinaron al público asistente. La emoción se dejó sentir en la lectura de un poema muy desconocido de Miguel Hernández, magistralmente recitado por el Actor. Las preguntas y los comentarios del público (muy participativo), suscitaron los comentario y las respuestas de Algora sobre el Teatro, la poesía, la literatura y la vigencia de autores españoles como éstos. Recuperar la palabra y la libertad, será el legado que podemos dejar a las futuras generaciones.

Al final del acto, por petición de todos, Francisco Algora leyó tres poemas de su último libro “Romance de locos, coplas de ciegos”.

NOVELA DE MIRIAM PALMA SOBRE WALLADA

Dentro de los actos que la Librería Hojas de Bohemia y EH Ediciones han programado durante la Feria del Libro de Jerez, hoy nos convoca la presentación de un libro, de una novela de Miriam Palma. Una presentación que me produce una especial alegría, en primer lugar por la amistad que me une con la autora y por haber tenido el privilegio de estar en el nacimiento de este libro. 

         Se trata de un nuevo volumen, el 5º, de la Colección de Ediciones el Almendro, Relatos Andalusíes. Una colección que me toda dirigí y que el director de la Editorial, Jesús Peláez, su editor, me ha encargado que presente, en este incomparable marco de la Librería Hojas de Bohemia . 

         Miriam Palma, profesora titular del Departamento de Filología Alemana de la Universidad de Sevilla, tiene un nutrido currículo en investigaciones y publicaciones de estudios, ensayos y ponencias académicas. Son varios los libros ya publicados sobre literatura Alemania contemporánea, y fundamentalmente sobre la escritura femenina. Esta vez, Mima se inicia en el campo de la narrativa. Es su primera novela. Una novela que nos rescata a una magnífica narradora con un notable calado lírico. Y nos trae a otra escritora andalusí: Wallada, la princesa Omeya, una de las mejores poetisas cordobesas de su tiempo. Su novela recorre la vida, los sentimientos y la obra poética de esta escritora.

RECITAL POÉTICO DE PACO ALGORA

El Miércoles 21 de abril, el conocido actor Paco Algora, ofrece un recital poético en la librería Hojas de Bohemia, de Jerez. Por su voz pasearán poetas como Federico García Lorca, Gabriel Celaya o Miguel Hernández. Él, que ha desarrollado su labor artística en el cine, el teatro o la televisión, prestando también su voz y su magnífica calidad artística a los personajes más importantes de la escena dramática.

En tiempos desmemoriados como los nuestros, en los que venimos sistemáticamente olvidando la voz de los más grandes escritores españoles, que hemos dejado de transmitir su palabra con la fuerza necesaria a las generaciones futuras, devolverles la voz es de obligada necesidad. Vuelven a pedir, y a ello se suma también Paco Algora, la paz y la palabra, como hizo Celaya en uno de sus mejores poemas.

RAZÓN Y RELIGIÓN

Monumento a Averroes en Córdoba

Una de las lecturas que han llenado estos día ha sido un tratado del filósofo andalusí Averroes, el Fasl al-Magâl, escrito allá por el año 1179. En español ha sido traducido este título como la “Doctrina decisiva y fundamento de la concordia entre la revelación y la ciencia”. En poco más de un mes tengo que entregar a la editorial una breve biografía de Averroes, que me tiene enredado en este tiempo. Repaso una y otra vez algunas de sus más importantes obras, para poder expresar con claridad su pensamiento. Y una y otra vez descubro que este cadí y médico cordobés fue un librepensador avant la lettre. Su pensamiento rompe con el fanatismo intolerante de los ulemas de su época.

Estaba preocupado profundamente de la relación entre fe y razón. Su dedicación a la filosofía y, a la vez, la profesión de su propia religión le exigían respuestas a este problema y quería saber “si por ventura la especulación sobre la filosofía y las ciencias lógicas es lícita según la religión revelada, o si está prohibida, o si se la recomienda…”.

Él entendía que “la filosofía no es más que el examen de los seres existentes y su consideración reflexiva como indicios que guían al conocimiento de su Hacedor”. Porque consideraba que “por el conocimiento del arte con que han sido hechos, demuestran los seres existentes la existencia del Hacedor. Y cuanto más perfecto sea el conocimiento de ese su arte, tanto más perfecto será el conocimiento que den del artífice”. En algunos casos veía que el Corán invita y exhorta al conocimiento de esos seres existentes. Y es un hecho el que “la mayoría de los que profesan esta religión están convencidos de la necesidad del raciocinio intelectual o filosófico, exceptuada la pequeña taifa de los haswies, contra los que puede argüirse con textos coránicos irrefutables”.

El esfuerzo de los Padres y el de la Escolástica, en el campo cristiano, es notable en este sentido y produce cierta impresión descubrir caminos semejantes en este andalusí sabio y gran estudioso de Aristóteles, en un terreno tan fundamentalista como el del Islam (escribe en una época en que cobra relieve la escuela zahirí). Santo Tomás de Aquino, al que me evoca y lleva esta lectura de Averroes, fue un ejemplo de este esfuerzo, y también un gran estudioso de Aristóteles..

En su libro, Averroes planteaba este camino conciliador  y respondía a sus interrogantes y a las de muchos; su estudio y su trabajo tenían sentido, a pesar de muchos ciegos que se empeñaban en no verlo (y así le fue su vida, y así fue su final). La sura 16 del Corán dice: “Llámalos al camino que conduce a tu Señor por medio de la ciencia y por medio de la exhortación moral, y arguélleles en las mejores formas”. No podía concluir sino que “siendo verdad lo contenido en estas palabras reveladas por Dios y supuesto que con ellas nos invita al razonamiento filosófico que conduce a la investigación de la verdad, resulta claro y positivo para todos nosotros, es decir, para los musulmanes, que el razonamiento filosófico no nos conducirá a conclusión alguna contraria a lo que está consignado en la revelación divina, porque la verdad no puede contradecir a la verdad, sino armonizarse con ella y servirle de testimonio confirmativo”.

Me fascina que en el siglo XII, en esta tierra nuestra, pensadores como Averroes, avanzaran tanto en este y en muchos otros aspectos y no sólo abrieran el diálogo entre fe y razón, sino que lo aplicaran a su propia vida y a su estudio. Por eso, cada vez que lo hago, me satisface pasear por la Historia. Es un sano ejercicio que hoy más que nunca sería aconsejable practicar.


abril 2010
L M X J V S D
« Mar   May »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Album de Juan Félix Bellido

  • 83,831 Visitas

Artículos Publicados