Archivos para 30 octubre 2010

JESÚS MERINO

Ayer por la noche tuvimos en Jerez la posibilidad de disfrutar de una velada con Jesús Merino, el artista jerezano, afincado en Algeciras, y cuyos dibujos de comic ya han saltado al terreno internacional y su fama traspasa nuestras fronteras. Todo ello fue posible gracias al ciclo organizado por la Librería Hojas de Bohemia y titulado “Viernes de Ilustración”, que ayer día 29 de octubre se abría precisamente con la conferencia de Jesús Merino “Proceso creativo en el dibujo de un comic de superhéroes”.  Un público variopinto pero predominantemente joven, llenaba el patio de la librería para escuchar las explicaciones y las ilustraciones gracias a una pantalla del artista jerezano. Una delicia que compartimos con un artista que supo poner al servicio de todos, su arte, su técnica, su buen hacer. La apuesta de la Librería Hojas de Bohemia, y de la Editorial EH por el comic y la ilustración se hizo patente con el primer volumen, aparecido hace unos meses, titulado “Ilustradores andaluces”, y que tendrá su continuidad en hermosos libros que pregonarán un hecho ya indiscutible hoy en día y es que el comic, el que se publica en las grandes editoriales americanas, tiene ADN andaluz.

El certero análisis de Amin Maalouf

Confieso que me impresionó el discurso de ayer de Amin Maalouf, durante la ceremonia de entrega de los Premios Príncipe de Asturias. Su clara visión de la cultura (La cultura no es un lujo que podamos permitirnos sólo en las épocas faustas. Su misión es formular las preguntas esenciales. ¿Quiénes somos? ¿Dónde vamos? ¿Qué pretendemos construir? ¿Qué sociedad? ¿Qué civilización? ¿Y basadas en qué valores? ¿Cómo usar los recursos gigantescos que nos brinda la ciencia? ¿Cómo convertirlos en herramientas de libertad y no de servidumbre?”), y, sobre todo su profundo y acertado análisis de la sociedad actual, del momento que vivimos y del papel que la cultura ha de jugar en este momento que él calificó como de “retroceso ético”. A los progresos científicos no le acompañan progresos éticos, ni valores que acompañen estos progresos y les den sentido y razón. Afirmaba que el papel de la cultura –y ojalá no sea una voz más que grite en este desierto cultural, en el erial al que nos hemos querido condenar los hombres de nuestro siglo- es   “aún más crucial en épocas descarriadas”. Y definía, en una radiografía acertadísima, nuestra época como “una época descarriada. Si nos descuidamos, este siglo recién empezado será un siglo de retroceso ético; lo digo con pena, pero no lo digo a la ligera. Será un siglo de progresos científicos y tecnológicos, no cabe duda. Pero será también un siglo de retroceso ético. Se recrudecen las afirmaciones identitarias, violentas en muchísimas ocasiones y, en muchísimas ocasiones, retrógradas; se debilita la solidaridad entre naciones y dentro de las naciones; pierde fuelle el sueño europeo; se erosionan los valores democráticos; se recurre con excesiva frecuencia a las operaciones militares y a los estados de excepción… Abundan los síntomas.”. Y un reto, el guante que lanza a los escritores, a los hombres de cultura, a los intelectuales de hoy: “Ante este retroceso incipiente, no tenemos derecho a resignarnos ni a cederle el paso a la desesperación”. Un guante que convendría recoger

PONIENTE

Mi amigo José Carlos Fernández tiene la amabilidad de enviarme su libro de relatos “Poniente” que acaba de publicar. Se trata de un libro que contiene quince relatos que como él mismo confiesa, no tienen relación alguna entre ellos. Circunstancias distintas, personajes distintas, tramas distintas, momentos históricos distintos.  Lo ha editado Publicaciones del Sur, y ya está al alcance de nuestra lectura.

José Carlos es ducho ya en lides narrativas. Tiene dos novelas publicadas y otros libros de crónicas, porque también ejerció el periodismo. Su currículo es muy amplio, y son ya diez los libros publicados. Actualmente es Presidente de la Real Academia San Romualdo, de Ciencias, Artes y Letras. Y allí, en San Fernando, donde reside, hemos pasado buenos ratos de tertulia. Recuerdo la última vez, en la que no sólo compartimos charla sino mesa y mantel, y hablamos de teatro, de dos proyectos que tiene entre manos, porque también desempeñó en su día la dirección del histórico Real Teatro de las Cortes.

Para muestra, aperitivo, y seducción para el apetito lector, este arranque del libro que da razón del título: “El poniente es, sobre todo, un viento. Sí, es occidente, pero sobre todo es un viento. Un viento que trae consigo que las tierras costeras se impregnen de olor a salitre, a yodo, esa ánima imprescindible para aquellos que hemos nacido y vivimos juntos o muy próximos al mar. Creo que jamás me adaptaría a vivir en un lugar donde, aún sin verlo, no tuviera la constancia de la cercanía del mar. Es el viento que sopla de occidente, de mar a tierra, echando un pulso con el levante, su adversario directo; otros meteoros como el norte, brevísimo, y el sur, que trae la lluvia, la suelta y desaparece, apenas cuentan ante el ímpetu del levante y el, normalmente, amable soplar del poniente, salvo cuando éste adquiere tal fuerza que, para definirla, viene a originar el empleo de términos tan del lenguaje del litoral como ponientazo o poniente largo”. Y así, con esa hermosa prosa, y con un pulso narrativo estupendo, 245 páginas de relatos desde “Los milicianos y las costureras de Dios”, hasta “La cuerda de Aire”. Ya digo, para disfrutarlos.

COBARDES EN LA SOMBRA

Esa suerte de cobardía forma parte de uno de los escalones más bajos de la condición humana. Se trata de la del que no conforme con algo –cosa del todo legítima y saludable- se esconde en la noche para criticarlo y lo hace desde oscuros rincones. Sin dar la cara, ni ponerle firma a sus acciones. No es capaz de denunciarlo de frente, mirando a los ojos y aceptando las consecuencias de su juicio. Infringen estos cobardes emboscados dos principios fundamentales de la convivencia humana: la presunción de inocencia y el derecho a la legítima defensa. Ejercen como esa gota pertinaz y constante que termina horadando la piedra y cuando vienes a darte cuenta el agujero se ha hecho irreparable y el daño no tiene vuelta atrás. Y el afectado, sin saber cómo ni por qué se encuentra hundido en un barrizal en el que cobardemente le han metido los regidores de oscuros mentideros por vete tú a saber qué retorcidas razones.

Esta cobardía que se esconde en las sombras, que aprovecha la noche para lanzar sus dardos es de lo más lastimoso, dañino y letal de la condición humana. Y con esta crisis en la que la inestabilidad impera por las calles y en la que los pillos quieren hacer el agosto, crece como las setas. Y así quieren llenar sus redes los pescadores de “bajura”, en un río revuelto. Quizás no convenga comprar un pescado sacado de tan turbulentas aguas, y dejar en ayunas a los listillos.

VOLVIENDO AL BASTIDOR Y A LOS BORDADOS

Una gripe otoñal me ha dejado varado como a la sirena de Alejandro Casona, durante un período en el que las fuerzas han flaqueado y han quedado sólo las mínimas para las obligaciones ineludibles, en el mejor de los casos. Medianamente reconstituido vuelvo a tejer como la Penélope de Ulises, este entramado de palabras, con la esperanza que ningún diablillo nocturno me lo vuelva a “destejer” durante la noche.

PASEANDO POR JEREZ

Se acaba de presentar en Jerez un libro que concebido en principió como lo que era, es decir, un libro divulgativo de ciertos aspectos de la historia de Jerez, ha acabado siendo un libro homenaje. Explico el por qué de este cambio. El libro se titula “Un paseo por Jerez…”, y está editado por la Fundación Teresa Rivero en colaboración con el Centro de Estudios Históricos Jerezanos. Se trata de la recopilación de cuatro interesantes conferencias de carácter divulgativo que cuatro miembros del Centro realizaron en la Fundación el año pasado. La recopilación de estas cuatro ponencias y el diseño de la portada y del arranque de cada capítulo del libro se le encargó a uno de los miembros de la Junta directiva del Centro y autor de una de estas conferencias: José Ramón Fernández Lira. Entregó a imprenta este trabajo pocos días antes de su fallecimiento repentino. De manera que esta libro ha sido publicado y presentado como “Edición homenaje a José Ramón Fernández Lira”, y así aparece en la portada. El libro es mucho más que un paseo por Jerez, porque en él vamos de la mano de cuatro personas que aman y conocen Jerez, que lo han estudiado y que saben conducir al lector con mucho garbo y con competencia por el alfoz jerezano en época andalusí (que hace el profesor Miguel Ángel Borrego), por sus calles, descubriéndonos detalles en los que no hubiésemos reparado (como hace el artista y docente José Ramón Fernández Lira), por los edificios jerezanos que marcan el paisaje de la ciudad en distintas épocas (que hace el arquitecto y profesor José Manuel Aladro) y por ilustres personajes que han jalonado la historia de Jerez y la de España (que hace otro ilustre y trabajador miembro del Centro de Estudios Históricos Jerezanos, como es Antonio Mariscal). Hay que reconocer la labor divulgativa –y no sólo investigadora y científica, ¡que también!- viene realizando el CEHJ con sus ciclos de conferencias sobre la historia de Jerez, y ahora con libros como éste, para poner la historia al alcance de todos.

EL LIBRO DE IÑAKI GUERRERO O COMO APRENDER A SER LIBRE

 A Iñaki Guerrero lo conozco desde que ambos estudiábamos en la Universidad Complutense de Madrid, el Psicología y yo Ciencias de la Comunicación. Eran tiempos revueltos aquellos de principios de los 70, con grandes movidas universitarias, pero eran también tiempos de grandes ideales. Con él no sólo compartimos esos ideales sino muchos proyectos, que no eran sino la encarnación de aquéllos. He sido también amigo de sus padres y de algunos de sus hermanos. Con su padre nos unió un proyecto editorial en Madrid, en el que trabajamos juntos.  Hace poco recibió un merecido homenaje por una vida de coherencia, como persona y como escritor y estudioso.

Iñaki es psicólogo, máster en psicología clínica y ha sido profesor de psicología del aprendizaje y psicología experimental en la Universidad de Deusto. Y ahora, que vivimos en dos extremos de la península y que podemos vernos menos, me sorprende con un libro que acaba de publicar la Editorial Ciudad Nueva: Cómo ser libre. Manual de Instrucciones. ¡Cómo ser libre! ¡Menuda cuestión! Y nos ofrece este “manual de instrucciones” en poco más de 180 páginas. Es libro de fácil lectura y muy práctico.  Por eso lo traigo a esta ventana sobre los libros, la cultura y el pensamiento. No sólo porque me honro con la amistad de Iñaki y él sabe que tienen la mía, sino porque el libro vale la pena. Termina con un capítulo que se llama “El arte de amar”. Me he ido hasta él nada más hojear el índice. Lo inicia, como no podía ser de otra forma, con una cita de Erich From. “La gente de nuestra cultura… sólo en contadas ocasiones trata de aprender este arte. No obstante el profundo anhelo de amor, casi todo lo demás tiene más importancia que el amor: éxito, prestigio, dinero, poder; dedicamos casi todas nuestras energías a descubrir la forma de alcanzar esos objetivos, y muy poca a aprender el arte de amar”. Me alegra volver a Erich From, gracias a Iñaki y que me devuelva éste y otros textos de comunes maestros y maestras que iluminaron aquella juventud nuestra y la siguen sosteniendo. El libro está ahí, al alcance de la mano.


octubre 2010
L M X J V S D
« Sep   Dic »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Album de Juan Félix Bellido

Más fotos

  • 83,108 Visitas

Artículos Publicados