Archivo para 26 noviembre 2009

PREMIO DE LAS LETRAS ANDALUZAS “ELIO ANTONIO DE NEBRIJA” A MANUEL ALCÁNTARA

  En esta primera edición los once miembros de la Junta de Gobierno de ACE Andalucía han decidido por UNANIMIDAD conceder el I PREMIO DE LAS LETRAS ANDALUZAS “ELIO ANTONIO DE NEBRIJA” al escritor malagueño D. MANUEL ALCÁNTARA por su destacada y polifacética labor en el ámbito de las letras, no ya sólo como columnista de reconocido prestigio (con más de 16.000 columnas en su haber, habiendo recibido los máximos premios del periodismo español: el Luca de Tena, el Mariano de Cavia, el José María Pemán y el González Ruano), sino por su brillante personalidad literaria y por su delicada belleza creadora como poeta que le ha valido (entre otros) el Premio Nacional de Literatura.

          La entrega del Premio se llevará a efecto durante la primera quincena del mes de febrero del año 2010, estando prevista la presencia del autor galardonado, del Presidente de la Junta de Andalucía D. José Antonio Griñán Martínez, de la Consejera de Cultura de la Junta de Andalucía Dña. Rosa Torres, del Presidente de Unicaja D. Braulio Medel y del alcalde de Málaga D. Francisco de la Torre, así como representantes de ACE Andalucía.

.

Anuncios

JESÚS VIGORRA: “LA SOCIEDAD ESTÁ MUY AMODORRADA”

Jesús Vigorra visitó la Escuela de Hostelería de Jerez este pasado martes para protagonizar una ponencia que, enmarcada dentro del ciclo ‘Diálogos en libertad”, conveniado por el Grupo Romero Caballero, la Asociación de la Prensa de Jerez y el Ayuntamiento. Mucho público en el salón de actos de la propia Escuela de Hostelería. Definitivamente el ‘vigorrismo’ , como lo calificó en la presentación del acto Marco Antonio Velo, se hizo patente y se hizo presente en este encuentro  

Para Marco A. Velo, “Vigorra encarna la antonomasia, el paradigma y la constante vital de la libertad que a veces se nos escapa –como agua de entre las manos- a los andaluces no siempre facultados de los mecanismos necesarios para ejercer nuestra mera naturaleza constitucional de hombres de hechos y de derechos”. Javier Benítez insistió en la bien ganada popularidad de este periodista que ha creado escuela en su modo de hacer radio. María José Pacheco agradeció al final de su intervención el necesario zarandeo de autocrítica que Jesús Vigorra también expuso en la radiografía pública del acomodamiento que asimismo padecen muchos profesionales del género periodístico.

 En este sentido el conferenciante denunció que “la vida no transcurre únicamente dentro de la pantallita del ordenador. Entro en cualquier redacción y observo cómo la mayoría de los compañeros están imbuidos frente a la pantallita, todo es pantallita. Esto indica el reduccionismo del periodismo. Porque ahora el redactor tiene que hacerlo todo: buscar la noticia desde su propio asiento, agobiado además por las prisas, disparar la foto, maquetar las páginas… Y así no hay manera. No se puede profundizar en el personaje entrevistado, en el reportaje, en el contraste de la noticia”.

 Para Vigorra el periodista actual ha adquirido un ritmo frenético que disminuye la calidad de su posible trabajo ya publicado: “Si, además de convertirnos en periodistas multiusos, encima nos encerramos en el planeta de la pantalla del ordenador, pues entonces apaga y vámonos. La vida y el tiempo están en la calle. El profesional de nuestro oficio debe contar con tiempo suficiente para –como señalaba Gabilondo- conocer, contrastar, comprender y contar. Y si entrevistamos a un personaje, probablemente sea necesario tomarnos un café con él después de la entrevista. Y así seguir profundizando en la realidad del entrevistado”.

Vigorra, siguiendo la línea de su programa radiofónico en Canal Sur, denunció ciertos encasillamientos de la burocracia de las administraciones y también, paralelamente, quiso remover las conciencias de los ciudadanos: “Hay cosas que, por costumbre, hemos aceptado precisamente porque la sociedad está muy amodorrada. Alabados sean los ciudadanos que protestan con motivos correctos y justificados”.

 

 

LOS TREPAS

En tiempos de mediocridad como los que nos toca vivir, crecen personajes que de ser más sólido el tejido social, se los llevaría la más modesta ventolera. Pero el caldo de cultivo general que con tanta facilidad da cancha al charlatán vendedor de nadas y que silencia el esfuerzo, el estudio, la preparación y hasta el talante educado del que escucha para opinar y no cercena la palabra del contrincante sin antes saber de qué argumenta, propicia el crecimiento de engendros cuya meta no supera los límites del propio ombligo

Como en mis andanzas anteriores por la galería de personajes que fui trayendo hace unos meses a estas páginas, vuelvo al psicólogo Iñaki Piñuel, en busca de definiciones y descripciones de algunos personajes y me encuentro con tres modelos, los que él denomina la triada perversa. Cansado del pulular insoportable –que hiere la sensibilidad del más pintado- de estos especimenes, me detengo en uno de ellos: el trepa. El párrafo de Piñuel no tiene desperdicio: “El trepa, o autopromotor aberrante, no duda en intentar ascender, caiga quien caiga, Para conseguirlo no le importa pisar la cabeza de quien sea ni tampoco reparar en la licitado ética de los medios empleados en su ascenso fulgurante autopromovido. Lo mismo que sus hermanos mayores, los psicópatas matriculados, de carné o psicópatas clínicos, estos individuos navegan muy bien en las aguas revueltas organizativas, siendo mejores sus oportunidades en aquellas organizaciones poco estructuradas o que atraviesan cambios radicales o grandes turbulencias, tensiones o conflictos.

Aviso a navegantes: pueden aparecer en cualquier esquina. Yo los he visto en muchas y he constatado el daño que este mobbing perverso provoca en compañeros y colegas, que no se percatan a tiempo de que “el trepa organizacional manifiesta la “doble cara” que se le imputa a toda la gran familia psicopática”. Descubrir esta doble cara es el gesto más ecológico que podemos tener para con el resto de nuestros congéneres. Y la medida preventiva, la vacuna que atenúe los síntomas, la tiene la organización, la estructuración, el funcionamiento coordinado de la empresa, que evite el río revuelto en el que tan bien saben pescar estos pescadores.

LUCIR JOYAS DE PRESTADO

Allá por el año 1022, concretamente en Xativa, el cordobés Ibn Hazm escribía en su prólogo de “El collar de la paloma”: “Perdóname que no traiga a cuento las historias de los beduinos y de los antiguos, pues sus caminos son muy diferentes de los nuestros. Podría haber usado de las noticias sin número que sobre ellos corren; pero no acostumbro a fatigar más cabalgadura que la mía ni a lucir joyas de prestado”. Esta mañana me siento irremediablemente muy cercano a este intelectual andalusí del siglo XI. ¡Crecen como las setas en años lluviosos los que sin el menor pudor lucen joyas de prestado! Y causa vergüenza ajena contemplar sus andares ampulosos en las “ágoras” de la ciudad.

DAVID CONTRA GOLIAT

El viernes pasado asistí a una conferencia sobre los acuerdos de Google con los editores y autores norteamericanos sobre la iniciativa que Google lleva a cabo desde hace unos años, de digitalizar libros de  prestigiosas bibliotecas de Universidades norteamericanas para su puesta a disposición en Internet. El tema tiene enjundia, sobre todo por sus dimensiones y por la cantidad de dinero que supone en todos los sentidos. La conferenciante afirmaba que ya eran treinta millones de libros los que Google tiene digitalizados y no escondía que lo más probable es que esta  cifra se quedase corta y fueran ya 100 millones de libros los digitalizados y que pueden estar a disposición en breve tiempo en la red.

Porque el pasado viernes, 13 de noviembre, los autores y editores estadounidenses y Google presentaron ante el juez que debe decidir sobre su aprobación, una nueva versión del acuerdo al que llegaron hace un año. Esta modificación del acuerdo, que regula determinados usos de las obras de bibliotecas estadounidenses digitalizadas por Google sin autorización en los últimos años, se ha realizado a raíz de las alegaciones presentadas por asociaciones de autores y editores de todo el mundo y por los gobiernos de Francia y Alemania, así como de las observaciones del Departamento de Justicia de Estados Unidos.
La modificación más importante de este nuevo texto del acuerdo, todavía sujeto a aprobación judicial, consiste en que solo afectará a los autores y editores de las obras escaneadas por Google sin autorización previa que estén registradas en en Estados Unidos, así como las editadas en Canadá, el Reino Unido y Australia. En principio, quedarían excluidas del ámbito del acuerdo las obras publicadas en cualquier otro país, a no ser que estuvieran registradas en la Oficina de Derechos de Autor de Estados Unidos. Entre otros cambios, se proponen nuevos plazos para solicitar las indemnizaciones por la digitalización hecha por Google y para excluir obras del ámbito del acuerdo.
El pasado mes de enero CEDRO ofreció a sus socios la posibilidad de llevar a cabo en su nombre las gestiones relativas al «acuerdo Google», y hasta la fecha 9.254 autores y 730 editoriales nos han conferido mandato para ello. Ahora CEDRO está estudiando cómo afectarán estos cambios, en caso de ser finalmente aprobados por el juez, a los autores y editores miembros de nuestra Entidad, e informará al respecto por sus canales habituales de comunicación.

Pero estamos en una lucha en la que el pequeño David se enfrenta a un poderoso Goliat que está cambiando el panorama editorial en todo el mundo y en el que el joven cuenta sólo con una honda para vencer –o hacerse oír- a una poderosa armada, con muy pobres posibilidades de éxito. Y es muy posible que, como en todas las guerras, la batalla la gane el más fuerte. No cabe duda que esta nueva “Biblioteca de Alejandría” alojada en la red, ofrecerá posibilidades enormes, como en ningún tiempo se han tenido, pero convendría tenermuy en cuenta el papel de los autores y de los editores que hicieron posible  la ingente cantidad de obras representan. Es muy posible que el panorama editorial esté cambiando y que será imparable la llegada –que ya es una realidad- del nuevo escenario, pero que la regulación justa y legal del mismo se hace indispensable. El reconocimiento del papel del autor y de los que han hecho posible la publicación y difusión de su obra, también desde el punto de vista económico, resulta imprescindible, por razones, de estricta justicia y de supervivencia real del sector.

ESTROFALARIO

4076838385_154a78f01c_o[1]Quórum ha tenido la feliz idea de darle cuerpo a una iniciativa de la poetisa Rosario Troncoso que ha reunido a un grupo de jóvenes poetas editando el libro Estrafalario que se presentó el jueves en Cádiz. Por la mañana, en la sección dedicada a los libros del programa Buenos Días, de Onda Cádiz, tuvimos a su prologuista José Manuel Benítez Ariza y a uno de los poetas que aparecen en el libro. Una ocasión estupenda para hablar de poesía y libros, que no desaprovechamos.

SITEL Y LAS GARANTÍAS DE UN ESTADO DE DERECHO

MóvilesAyer, el guirigay político lo protagonizó el asunto de SITEL, y cola le queda al tema para un rato. Pero lo que más me sorprendió fue la respuesta del Ministro del Interior a las preguntas de los periodista sobre un sistema que le permite al gobierno tenernos controlados a todos los que usamos los teléfonos móviles, que somos la mayoría de los ciudadanos. Los cual, sin las garantías suficientes, roza la vulneración de los derechos de los españoles. Ahora el Estado va a controlar también con quien hablo y de lo que hablo. Un alarde de control totalitario y de vulneración de la libertad de comunicación y de expresión. Recuerda a otros sistemas, que se alejan de un auténtico estado democrático de derecho. Al final tendremos que pedir permiso hasta para ir al cuarto de baño. El Ministro, daba como única explicación que el sistema lo compró el Gobierno Aznar. Perfecta contestación para quienes creen que España es un patio de colegio y que los españoles somos poco menos que tontos. Bien, es cierto que lo compró el Gobierno anterior, pero eso no quita dos cosas: 1) que hay que dotarlo de controles que obliguen a su uso dentro de la Constitución y que ofrezca garantía a los ciudadanos. Regulación y normativa, que no la hay hoy en día. 2) Que el que lo haya hecho el Gobierno anterior no quita que el actual, lo quite o lo ponga, lo dote de garantías jurídicas y lo haga compatible con lo establecido en la Constitución. Porque quiero y estoy en el derecho de exigir que si no soy un terrorista o un narcotraficante al que un  juez quiere perseguir y controlar, se me respeten mis conversaciones privadas y esté garantizada mi libertad. También el gobierno anterior envió a nuestros soldados a la guerra de Irak, y el actual gobierno –no entro ya en la oportunidad o no tanto de lo primero como de lo segundo- retiró de allí nuestras tropas. Si el anterior gobierno no puso los controles suficientes al sistema SITEL, que lo haga éste y punto. Pero, no; aquí no se trata de quién tiene la presunta culpa y quedarse tan fresco, sino de garantizar que su uso sea constitucional o no. Y, dado que tiene la mayoría suficiente para hacerlo, llevar al parlamento leyes razonables y constitucionales que garanticen su legalidad y su uso. Y dejar de una vez por toda de marear la perdiz y tomarnos a los demás, poco menos que por bobos.


noviembre 2009
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Album de Juan Félix Bellido

  • 83,636 Visitas

Artículos Publicados